lunes, 30 de septiembre de 2013

Leedores y Lectores

 " La galería de leedores es copiosa. El estudiante que se desoja en vísperas de examen sobre el libro de texto; el profesor que trasnocha entre tratados acopiando datos para su lección; la matrona que, parada junto al fogón, recita en voz alta las instrucciones coquinarias que conduce el suculento plato; el funcionario en retiro que demanda a las páginas del libro la mejor manera de invertir sus ahorros; o la dama, muy cursada ya en la treintena, que se retira al secreto de su tocador y corre renglón tras renglón en procura de experimentados avisos que le devuelvan sus gracias fugitivas; todos ellos_ y mil más_ no pasan de leedores.(...)


Frente a estas legiones, en escasa minoría, los lectores. Se define al lector simplicísimamente: el que lee por leer, por el puro gusto de leer, por amor invencible al libro, por ganas de estarse con él horas y horas lo mismo que se quedaría con la amada; por deseo de estarse las tardes sintiendo correr, acompasados, los versos del libro y las ondas del río en cuya margen se recuesta. Ningún ánimo en él, sacar de lo que está leyendo, ganancia alguna, ascensos, dinero, noticias concretas que lo enaltezcan en la sociedad, nada que esté más allá del libro mismo y de su mundo".

                                            Pedro Salinas: Defensa de la lectura, en "El defensor"
       
Leer un libro es una experiencia más de la vida como el encuentro con un amigo,el ir al cine o a una excursión; y hay que contarla con la misma naturalidad.

Lo importante es lo que se dice en él y tu opinión personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada