jueves, 5 de septiembre de 2013

Libros para el otoño

¿ Depresión post-vacacional?  El mejor remedio que se me ocurre para combatirla: los libros.

 A partir de septiembre se produce una avalancha de novedades, títulos que a buen seguro lograrán que viajéis a épocas y/o lugares remotos, que lloréis, que sonriáis, que soltéis más de una carcajada, que os harán reflexionar… y que con toda seguridad os ayudarán a combatir el otoño de la mejor manera posible.

Algunas novedades 


El héroe discreto, de Mario Vargas Llosa.



Nueva novela del genial autor y Premio Nobel de literatura; es una novela en la que dos hombres puestos a prueba por la vida descubren el verdadero sentido del coraje y la lealtad. Escrita con mucho humor y elementos propios del melodrama.




 Los años de peregrinación del chico sin color, de Haruki Murakami.

Haruki Murakami narra el viaje introspectivo y físico de su protagonista, Tsukuru Tazaki, un arquitecto de 36 años especializado en diseñar estaciones de tren, cuya vida y cuya memoria se tambalean al conocer a Sara, una mujer algo mayor que él, que le recordará los felices años de la adolescencia y los infelices años de la juventud, y que le hace regresar desde Tokyo a su natal Nagoya, en el centro del país. Allí, en un barrio de las afueras, Tsukuru se reencuentra con su grupo de amigos de siempre, con el que rompió al marcharse a la capital para estudiar en la universidad.


 Circo Máximo, de Santiago Posteguillo.


 Circo Máximo es la historia de Trajano y su gobierno, guerras y traiciones, lealtades insobornables e historias de amor imposibles. Hay una vestal, un juicio, inocentes acusados, un abogado especial, mensajes cifrados, códigos secretos, batallas campales, fortalezas inexpugnables, asedios sin fin, dos aurigas rivales, el Anfiteatro, los gladiadores y tres carreras de cuádriga.



 Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro

La familia Zucker es expulsada a finales del siglo XIX de la Rusia zarista por su condición de judíos. A su llegada a Tierra Santa decide adquirir las tierras de los Ziad, familia árabe encabezada por Ahmed. Entre éste y Samuel, patriarca de los Zucker, se creará un fuerte vínculo, una amistad que por encima de las diferencias religiosas y políticas se perpetuará generación tras generación. Varsovia, San Petersburgo, Jerusalén, París, Madrid o Toledo son algunos de los escenarios de esta nueva novela de Julia Navarro.


 La Alhambra de Salomón, de José Luis Serrano

 Corre el año 1002. Tras la muerte del padre, la familia Nagrela llega a Córdoba, capital de Al Ándalus y la ciudad más grande del mundo. Allí establecen su negocio de plantas medicinales y remedios de espagírica. Samuel Nagrela, el segundo varón de la familia, cultiva el comercio y, al mismo tiempo, estudia la ciencia de los griegos, la jurisprudencia judía, el derecho musulmán, el Corán, la Biblia, el Tamud, la lengua aramea, la medicina hipocrática y un oficio que habría de cambiarle la vida: el de calígrafo de la lengua árabe. En el 1013 el ya rabino Samuel inicia su viaje de exilio, tras la guerra civil. Está convencido de que lo guía la Divina Providencia y de que algún día será príncipe de todos los judíos andalusíes. En ese viaje iniciático conocerá a Ilbia, una joven noble recluida en el castillo de Salobreña, con asombrosos conocimientos matemáticos y arquitectónicos, y que habría de convertirse en la mujer de su vida y en la artífice de su sueño: años más tarde, convertido ya en un hombre rico y poderoso, Samuel construirá el nuevo templo de Salomón.

 París, de Edward Rutherfurd


 El autor de London y Nueva York nos hace entrega de una novela rio en este caso sobre la ciudad de la luz, París. En ella, como ya es marca de la casa, se mezclarán cientos de historias en las que aparecen personajes reales y ficticios, pertenecientes a unas pocas sagas familiares que se perpetúan a través de los siglos y a través de las cuales el autor inglés, nos explicará el desarrollo, crecimiento y expansión de una ciudad inolvidable.



Ha vuelto, de Timur Vermes

 Es el verano de 2011. Adolf Hitler despierta en un descampado en el centro de Berlín. No hay símbolos nazis, reina la paz, las calles están invadidas por extranjeros, y Alemania está gobernada por una mujer rechoncha que hace lo que quiere en Europa. Sesenta y seis años después de su caída, el resucitado Hitler triunfa en la televisión como perfecto imitador del Führer, un cómico genial. Pero él no bromea en absoluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada